top of page

¿Por qué practicas Yoga y Ayurveda?¿Tienes una práctica regular de Yoga y Ayurveda?

¿Semi-regular? ¿Regularmente irregular? Tal vez eres como mucha gente: pasas por fases de práctica constante y luego de alguna manera se te cae.

Entonces, ¿qué es lo que te impide hacer y mantener un compromiso real?


Motivación

Echa un vistazo a tu motivación. ¿Estás practicando satya y tomando tus decisiones desde un lugar de honestidad? ¿O te estás engañando a ti mism@ de alguna manera?

¿Por qué quieres practicar Yoga? ¿Quizás desea verte mejor o perder peso? Estos no son malos motivos, pero se asientan en la superficie de las cosas, y la superficie es cambiante como las nubes en el cielo. Esto puede significar que dejes de practicar cuando veas algunos resultados satisfactorios y comiences de nuevo cuando sientas que estás fuera de forma. El péndulo oscila con tu percepción. No estás trabajando desde una base estable, y sin una base es más fácil sucumbir a las distracciones y la resistencia de la mente.



Resistencia


En estos días, a menudo escucho a los clientes decirme que no practican con regularidad porque tienen miedo de ser inflexibles.


¿Qué es la rigidez? Rigidez. Inflexibilidad. Gravedad.


Entonces, lo que estoy escuchando es que la gente tiene miedo de que una práctica diaria de Yoga y Ayurveda pueda interponerse en el camino cuando surge algo más importante (o quizás más divertido). Entonces tengo que preguntar


¿Qué es más importante (o divertido) que sentirse bien?

El miedo a la rigidez y la inconsistencia son realmente lo mismo, porque encontrará que la resistencia está en la raíz. O te estás obligando a practicar o sientes que es algo de lo que te gustaría escapar. De alguna manera, el miedo se ha asociado con la práctica, y el miedo no es una base para un cambio significativo en la vida. Más bien, genera evitación, engaño y distracción.

Practica satya

Entonces, el primer paso es preguntarse: ¿por qué quiero practicar? Escribe todas las razones, todo lo que se te ocurra. Practica satya: la honestidad con uno mismo. Esto significa tener cuidado de eliminar las opiniones de los demás de tu diálogo interno. Fíjate si usas la palabra "debería"; esto suele ser una indicación de que el punto de vista de otra persona está entrelazado con el tuyo.


Si al final de este proceso has decidido que tu práctica es importante para ti. Si haz decidido que es una prioridad nutrirte realmente a ti mism@, defina tu compromiso.


¿Cómo quieres que se vea su práctica?


Hay una diferencia entre decir "Voy a intentar ir tres veces a la semana a Yoga" y "Voy a dar tiempo para mi práctica porque estoy comprometido a sentirme bien en la vida" - la última afirmación tiene sus raíces en el poder personal. En fuerza y en coraje.


La cantidad de tiempo que permitas depende de ti: la clave es la regularidad. Les daré un ejemplo de lo que se puede lograr con compromiso:


5 minutos al día


Recientemente he estado trabajando con un cliente de más de 60 años. Cuando la conocí, siempre estaba comiendo bocadillos por miedo a la fluctuación del azúcar en sangre. Esto provocó constantes problemas digestivos e hinchazón. El miedo que estaba experimentando estaba relacionado con un desequilibrio significativo en vata dosha, por lo que le sugerí que comenzara a meditar para calmar su mente. Se comprometió a cinco minutos de meditación cada día. Comenzó a sentirse mejor, por lo que añadió otros cinco minutos a su meditación junto con un poco de pranayama.


¡Y ahora deberías verla!. Se ve increíble. Su vitalidad ha vuelto, sus ojos están brillantes y está disfrutando de su vida.


Y comenzó con un compromiso de cinco minutos por día.


Flexibilidad dentro del compromiso


Lo ideal es que hagas lo mismo todos los días: un poco de meditación, pranayama y asana es excelente para la mayoría de las personas. Con un compromiso diario, la práctica gana impulso y se desarrolla una hermosa metamorfosis.


¡El bienestar abunda!


Pero hay ocasiones en las que tu práctica habitual tendrá que verse un poco diferente.

Quizás tienes un vuelo temprano o estuviste despier@o toda la noche con un niño enfermo. En lugar de saltarse la práctica por completo, considera cambiarla para que se ajuste al horario excepcional. Tal vez no practiques asana y en su lugar te comprometas con un pranayama de 5 minutos.


Esto es flexibilidad dentro del compromiso: una receta para un profundo sentido de paz y vitalidad.


El cambio llega más fácilmente cuando somos honest@s con nosotr@s mism@s. Tómate el tiempo para ganar en claridad y luego da el siguiente paso.


Si decides que estás list@ para llevar el Ayurveda a tu vida diaria de una manera poderosa, considera nuestra certificación de Terapeuta de Salud Ayurvédica de 600 horas o nuestra certificación de Asesora de Salud Ayurvédica de 200 horas.


65 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page