¿Comes incluso cuando no tienes hambre?

12 claves para evitar los ataques emocionales de alimentos. Es posible que te estés dando un gusto como respuesta al estrés, el aburrimiento o a otras emociones. Presta atención a los momentos en los que comes, el tamaño de tus raciones y a cómo te estás sintiendo mientras comes.

¿Deseas ampliar la información?

Suscríbete a www.camillaanker.com para seguir leyendo esta entrada exclusiva.

Suscríbete ahora
29 vistas0 comentarios